Please use this identifier to cite or link to this item: http://repositorioinstitucional.uson.mx/handle/unison/2290
Title: Programa de rehabilitación para el autocontrol y reducción gradual de nicotina: programa de prevención en tabaquismo para el desarrollo de conductas asertivas para el establecimiento de estilos de vida saludable en niños
Authors: ÁLVAREZ LEÓN, JEANNETTE PATRICIA
BETANCOURT REYES, REBECA ANDREA
Issue Date: Dec-2014
Publisher: Universidad de Sonora
Abstract: En el presente trabajo se describe la experiencia adquirida en Prácticas Profesionales, las cuales se llevaron a cabo en La "Clínica para dejar de fumar" de Hospital Ignacio Chávez, donde se realizaron dos programas, uno en Rehabilitación y otro en Prevención. Se hizo la petición a la maestra de Prácticas Profesionales para realizarlas en la clínica, ya que es de gran interés en particular el trabajo que se aplica en los hospitales mediante La Psicología de La Salud. El objetivo de La "Clínica para dejar de fumar" es ayudar a que el paciente fumador, desarrolle habilidades cognitivo conductuales para dejar de fumar. La terapia busca reemplazar conductas inadecuadas por otras adaptativas (Secretarla de Salud, 2009). El consumo de tabaco en nuestro país constituye un problema de salud pública de alta prevalencia. Los grupos vulnerables más afectados para la iniclaci6n son niños, jóvenes y mujeres (Secretarla de Salud, 2009). El tabaquismo favorece el inicio y complicaciones de sobrepeso, obesidad, hipertensión, diabetes mellitus (Sansores y Espinoza, 1999). El tabaquismo definido como una enfermedad sistémica progresiva, asociado a la adicción de la nicotina, puede considerarse una conducta inadecuada que afecta al individuo que fuma y también a los que están a su alrededor. La nicotina es La sustancia de tabaco que causa La adicción. Es una sustancia que actúa en La cognici6n, el humor y en La conducta. La nicotina funciona como reforzador positivo en el use de tabaco. Desde el pulmón hasta llegar a La circulación cerebral, la nicotina tarda entre ocho y 10 segundos. Esta rapidez la hace ser una sustancia especialmente adictiva ya que cuanto más rápido una sustancia produzca sus acciones centrales, más fácilmente genera adicción. Por esto, la inhalación es la forma más adictiva de administración de una sustancia. Además, el cuerpo necesita de tres a cuatro días, aproximadamente, sin fumar, para desintoxicarse (Moreno y Herrera, 2003). Fumar es la principal causa relacionada al cáncer. Por cada gramo de aumento de consumo de tabaco se produce un aumento cercano a 19% en la mortalidad para cáncer de pulmón atribuible al tabaquismo. En los fumadores, el aumento en las posibilidades de padecer cáncer se multiplica por dos y los arios de vida se reducen a 7.5 y 10 años. También tiene relación con las enfermedades cardiovasculares, bronquitis crónica, enfisema y trastornos respiratorios. La nicotina no es la Única sustancia dañina para el organismo; en el cigarro además de la nicotina se encuentran más de 4000 sustancias, 400 de ellas son muy toxicas, 45 son cancerígenas. Se han logrado identificar una gran variedad de condiciones llamados factores de riesgo que determinan o aumentan la posibilidad del consumo de drogas y existen otros, que reducen la posibilidad del consumo que son conocidos como factores protectores (Madrigal, E. y Sayago, L. 1999). Es importante tener presente que existen variables que podrían predecir el éxito o fracaso del tratamiento, las cuales se deben evaluar en todo fumador. Las variables que aumentan La tasa de abstinencia son: la disposición a suspender el tabaco, el grado de autoestima, el contar con una adecuada red de apoyo y el grado de motivación, que podemos objetivar a través del test de Richmond. Las variables que disminuyen las tasas de abstinencia son: alta dependencia a la nicotina, comorbilidad psiquiátrica y abuso de sustancias, niveles elevados de estrés y exposición a otros fumadores. Encontraron que las personas que trataban de dejar de fumar les era más fácil lograr su objetivo a corto plazo si contaban con métodos alternativos para regular su ansiedad y estrés (Pedrero y Fernández 2008). Aumentar el apoyo social se convierte en un factor predictivo para una mayor abstinencia a largo plazo. Si el tratamiento se hace en grupo debemos potenciar el apoyo social dentro del mismo. Fuera del grupo, el paciente debe buscar apoyo en las personas más cercanas, como esposo(a), amigos(as), compañeros(as), otros familiares, etc., que le animen, y refuercen en su abstinencia y que no le induzcan para que vuelva a fumar. Rodearse de un ambiente adecuado, libre de humo y sin cigarros a La mano, facilita mantenerse abstinente y recaer o retrasar La reanudación del consumo. (Pedrero P., E. y J., Fernández H., 2008). Factores de riesgo (Marlatt 1993) define la situación de alto riesgo como cualquier situación (incluyendo reacciones emocionales a La situación) que represente una amenaza para la sensación de control del individuo y aumente el riesgo de recaída. Desde el supuesto de que la conducta pasada es el mejor predictor de la conducta futura, se puede esperar que las situaciones (externas o internas) que han precipitado una recaída en el pasado, provoquen tentaciones de consumo en el futuro. En muchos casos, los fumadores que dejan de fumar, se mantienen así un tiempo sin fumar (días, semanas o meses), recaen, de nuevo intentan dejar de fumar, lo consiguen o no, y así siguen durante meses o arios. El haber conseguido dejar de fumar en cualquier momento del tiempo es un factor predictivo positivo de que el siguiente intento probablemente será más eficaz que en el anterior (Pedrero y Fernández 2008). Diversas investigaciones refieren que los determinantes de la conducta fumadora en los jóvenes, son un conjunto de factores personales, socioculturales y del entorno y que La prevención del tabaquismo debe hacerse en edades tempranas, en las cuales se está iniciando el consumo, ya que La edad es un factor de riesgo para el consumo de tabaco (Ariza y Nebot, 2004). Los programas de intervención con mejores resultados son aquellos enfocados al tratamiento de las normas sociales y competencias sociales, y en el desarrollo de habilidades para resistir la presión social, la cual se enfoca en identificar situaciones de presión social directa e indirecta, siendo uno de los aspectos más importantes para la prevención de consumo. Otro aspecto mencionado en la literatura sobre La prevención del consumo de tabaco es el entrenamiento en habilidades de rechazo del cigarro, ya que influye en La personalidad y La autoestima de los jóvenes (Ariza y Nebot, 2004). La importancia de La modificación de conducta tiene como objetivo promover el cambio a través de técnicas de intervención psicológicas para mejorar el comportamiento de las personas, de forma que desarrollen sus potencialidades y las oportunidades disponibles en su medio, optimicen su ambiente, y adoptar actitudes, valoraciones y conductas útiles para adaptarse a lo que no puede cambiarse. El área de la modificación de conducta es el diseño y aplicación de métodos de intervención psicológicas que permitan el control de la conducta para producir bienestar, la satisfacción y la competencia personal. (Jamilette Fuentes Velez y Roberto E. Pacheco Sanchez, 2011). La terapia cognitivo-conductual se basa en las teorías del aprendizaje en épocas recientes con las aportaciones de las técnicas cognitivas, su objetivo es instaurar, mantener, cambiar o suprimir conductas, asumiendo que están moldeadas por contingencias ambientales inadecuadas. Se parte de que tanto la conducta normal como la anormal se adquieren según las leyes del aprendizaje y por tanto, por medio de esas mismas leyes pueden ser modificadas. Si se ha producido un mal aprendizaje, el tratamiento consistirá en reaprender bien lo que se ha aprendido mal. (Jamilette Fuentes Velez y Roberto E. Pacheco Sanchez, 2011). Dichos programas de Intervención se han realizado en los primeros grados de las escuelas secundarlas, ya que entre los 12 y 13 años se consideraba la edad de inicio. Sin embargo, debido a la disminución en La edad de inicio de consumo de tabaco, se ve la necesidad de implementar programas de prevención en escolares de edades más tempranas (ocho y nueve años) donde existe el riesgo de iniciar el consumo de tabaco. Siempre interviniendo en aquellos jóvenes que no han consumido aún tabaco o que no se haya generado en ellos una adicción a La nicotina. (Ariza y Nebot, M.2004).
Description: Memoria de licenciatura en psicología
URI: http://148.225.114.121/jspui/handle/unison/2290
ISBN: 1500693
Appears in Collections:Tesis de Licenciatura

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
alvarezleonjannettepatricial.pdf5.86 MBAdobe PDFThumbnail
View/Open
Show full item record

Google ScholarTM

Check

Altmetric


This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons