Please use this identifier to cite or link to this item: http://repositorioinstitucional.uson.mx/handle/unison/657
Title: Influencia de la formación de los educadores sobre la conducta antisocial de menores en albergues
Authors: SERRANO ARIAS, MARTHA ESTHER
FRIAS ARMENTA, MARTHA; 21047
Issue Date: 30-Aug-2011
Publisher: SERRANO ARIAS, MARTHA ESTHER
Abstract: En México, los albergues infantiles son requeridos para garantizar niveles mínimos de bienestar (Gobierno de México, 2002) a niños víctimas de violencia y abandono. En estos albergues, la presencia del educador que cuida de ellos es de suma importancia y ha de ser capacitado y supervisado (Gobierno de Brasil, 2007). A este respecto, la Educación Social sustenta en su teoría el perfil de un educador capaz de atender de manera directa a los grupos vulnerables, incluidos los niños y adolescentes (AIEJI, 2007). De aquí se desprende que el objetivo del presente estudio sea el análisis que la influencia de la formación de los educadores tiene sobre la conducta antisocial de los menores atendidos en albergues, tanto públicos como privados, de Hermosillo, Sonora, México. La selección de la población de educadores fue por censo, dando un total de 117 de los 10 albergues de la ciudad. Se les aplicó la Escala ELES para conocer datos sobre su formación y la Escala Conners para Maestros para conocer la conducta de la tercera parte de la población de menores atendidos en cada albergue. La escala ELES quedó conformada por 31 reactivos distribuidos en dos factores con una consistencia interna de .80. La Escala Conners es un listado de síntomas en formato Likert. Se utilizaron 9 ítems con una consistencia interna de .87. El modelo probado quedó integrado por tres factores. El factor de competencias del educador, formado con los índices de funciones educativas (peso factorial = .75), habilidades (.47), actitudes (.38), percepción de modificar el desarrollo del menor (.89), percepción de modificar las competencias del menor (.90) y compromiso con la identidad (51). La variable de satisfacción personal (.58) y lenguaje y razonamiento (.56) formaron el factor ambiente institucional. Por último, el tercer factor, denominado problemas conductuales, se formó a partir del aprovechamiento escolar (-.20), conducta oposicionista (.92), agresividad (.95) y problemas de aprendizaje (.79). De acuerdo con los resultados del modelo, el factor ambiente institucional tuvo una influencia directa y negativa (-.34) sobre los problemas conductuales. Las competencias del educador tuvieron una influencia directa y positiva (.30) sobre el ambiente. Sin embargo, ésta no tuvo un efecto significativo sobre la conducta. Si bien las competencias no mostraron una relación significativa hacia la conducta, su importancia queda plasmada a través del ambiente que crean. Esto se puede explicar desde la aportación de Cuevas del Real (2003) en que menciona al ambiente educativo como un factor contextual asociado a la aparición de la conducta antisocial, en el que el ambiente, formado por el personal y el entorno son propuestos como factores de riesgo. También hay que recordar que la ambigüedad del rol del Educador influye en el estrés profesional. Ambigüedad debida a la falta de claridad en los límites de su trabajo y los recursos de la institución. Lo que en términos generales pudiera influir en el ambiente a través de la satisfacción de las necesidades del personal (Fernández, Hamido y Fernández, 2008). De aquí que el modelo muestre cómo las actitudes y habilidades interpersonales del educador afectan de manera directa al ambiente institucional y éste a su vez, a la conducta.
Description: Tesis de maestría en innovación educativa
URI: http://www.repositorioinstitucional.uson.mx/handle/unison/657
ISBN: 22262
Appears in Collections:Tesis de Posgrado

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
serranoariasmarthaestherm.pdf5.96 MBAdobe PDFThumbnail
View/Open
Show full item record

Google ScholarTM

Check

Altmetric


This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons