Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/20.500.12984/2611
Title: Actividad física y comportamiento alimentario de los estudiantes del área de la salud de la universidad de Sonora: campus Hermosillo
Authors: FABIÁN JACOBI, MARCO ANTONIO
BAUTISTA JACOBO, ALEJANDRINA
Issue Date: May-2017
Publisher: Universidad de Sonora
Abstract: Se ha visto que últimamente el sedentarismo ha aumentado drásticamente entre la población estudiantil. Esta tendencia se observa más en los estudiantes de último semestre, ya que, a diferencia de los de nuevo ingreso que requieren de ciertos créditos para lo que es “Deporte”, los estudiantes que ya tienen más de un año en la Universidad, tienen otros intereses que se proyectan sobre meramente una carga académica. En general, un gran porcentaje de estudiantes no hace actividad física como consecuencia de la carga académica y otras actividades que le impiden hacer esta labor. Esta tendencia es generalizada para estudiantes de cualquier licenciatura, incluyendo a los de Ciencias de la Salud. A pesar de saber que la actividad física es una herramienta clave para disminuir el sedentarismo y por ende la prevalencia de enfermedades crónicas, no todos los estudiantes han adoptado estas rutinas de ejercicio que les puede garantizar grandes beneficios a su salud. Se tiene el conocimiento que, al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física. Los factores son muy diversos como se pueden mencionar: las actividades laborales, en las mujeres la rutina de la casa, el excesivo tiempo dedicado a las redes sociales, etcétera. En la población estudiantil, uno de los factores puede ser la carga académica pero también el abuso de la tecnología. El aumento del uso de los medios de transporte "pasivos" también ha reducido la actividad física. En México, la salud es un derecho, por lo que los estados de mala nutrición — desnutrición, sobrepeso y obesidad — deben ser prevenidos o diagnosticados y tratados sin importar la edad de quienes los padecen, debido a que constituyen un factor de riesgo para otras patologías. Sin embargo, se debe reconocer la importancia de invertir especialmente en los grupos que constituirán en los próximos años a la población productiva y económicamente activa, debido a que serán un pilar fundamental para México. Se sabe que en la actualidad predominan las enfermedades no transmisibles como el sobrepeso y la obesidad (prevalencia del 70% en adultos), por encima de la desnutrición (prevalencia menor a 2% en adultos) (Gallardo, 2010). La ingesta de alimentos chatarra, aun cuando no es el único factor para la obesidad, se combina con el sedentarismo, los hábitos alimentarios adquiridos desde los primeros años de vida y la cultura que se ha conformado a lo largo de varias generaciones. Como comida chatarra se denomina comúnmente a aquellos alimentos de bajo valor nutritivo, que poseen altos contenidos de azúcares, harinas o grasas, tales como botanas, refrescos, pastelillos, dulces o cereales. De acuerdo con la Secretaría de Salud, en “México se gastan alrededor de 240 mil millones de pesos al año en la compra de comida chatarra y sólo 10 mil millones en la compra de alimentos básicos” (Milenio, 2010). Se destina hasta 40 por ciento del gasto escolar en comida chatarra (Calderón, 2011).
Description: Tesis de licenciatura en cultura física y deporte
URI: http://hdl.handle.net/20.500.12984/2611
ISBN: 1902018
Appears in Collections:Tesis de Licenciatura

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
fabianjacobimarcoantoniol.pdf1.3 MBAdobe PDFThumbnail
View/Open
Show full item record

Page view(s)

84
checked on Dec 3, 2021

Download(s)

50
checked on Dec 3, 2021

Google ScholarTM

Check

Altmetric


This item is licensed under a Creative Commons License Creative Commons